CÓMO DECORAR CON PLANTAS CUALQUIER RINCÓN DE TU CASA

Es muy probable que hasta que no lo pruebes no te des cuenta, pero convivir con plantas dentro de casa, nos puede hacer sentir la diferencia entre estar en una ‘casa’ o estar en un ‘hogar’. Hay muchísimas maneras de incorporar plantas, flores y macetas en la decoración, incluso en los lugares donde aparentemente no parecen tener cabida -porque no haya luz o porque no parezca un lugar típico donde normalmente se colocaría una maceta-. El verde ayuda a crear un ambiente optimista y saludable, así que hoy queremos darte algunas ideas acerca de cómo decorar con plantas. Pon a prueba todas las que puedas, ¡y convierte tu casa en un vergel lleno de alegría!

COLOCA MACETAS PEQUEÑAS Y VARIADAS EN ESPACIOS REDUCIDOS

Una de las virtudes del reino vegetal es que hay especies para todos los gustos y de todos los tamaños. A veces no tenemos mucho espacio para colocar plantas frondosas o grandes, sin embargo siempre tienes la opción de rodearte de macetitas pequeñas. Prueba a buscar maceteros diferentes (¡o píntalos tú!), experimenta con tazas o cuencos que ya no uses para colocar dentro pequeños tiestos con variedades de plantas de hoja pequeña (como las fitonias), plantas crasas o cactus, por ejemplo. Aprovecha los huecos libres en estanterías o encimeras, o crea un pequeño jardín de mini plantas en un rincón soleado de tu casa.

Una encimera delante de una ventana decorada con plantitas y macetas pequeñas
Vía: Happy Interior Blog / Residence Style

PIENSA EN GRANDE A LA HORA DE DECORAR CON PLANTAS EL SALÓN

Si por el contrario tienes suficiente espacio en el salón de casa (o en cualquier otra habitación), con mucho hueco en el suelo y techos altos, una magnífica opción es incluir una o varias plantas bien grandes. Escoge variedades que rellenen visualmente el espacio en vertical, y que aporten frondosidad en la parte superior. Algunas especies tropicales como la platanera, la kentia o el ficus lira dan un toque elegante, exótico y moderno a cualquier estancia. Eso sí, asegúrate de que la condiciones ambientales de luz, calor y humedad son las adecuadas para tu compañera tropical.

Una platanera muy grande que sirve para decorar un salón moderno con ventanas, mucha luz y dos sofás
Vía: Apartment Therapy / My Domain

UTILIZA MACETEROS COLGANTES DE MACRAMÉ

Puede que en tu casa de 30 m2 no haya manera de encontrar un hueco en el suelo o en ninguna encimera donde colocar planta alguna. No te preocupes, porque aún te queda una opción: colgarlas del techo con un macetero de cuerdas tejidas con la técnica del macramé. Puedes comprarlo ya hecho, o aprovechar un rato libre y hacerlo a tu gusto; sólo tienes que asegurarte de que sea resistente para que aguante el peso de la maceta y que esté colgado de manera segura (bien del techo, o de una escuadra que ancles a la pared). Los colgadores de tiestos de macramé son muy decorativos y dan un estilo bohemio muy bonito a la estancia. En ellos puedes colocar diferentes variedades de plantas, pero sin duda las que más se van a lucir serán las colgantes como la hiedra y, por supuesto, el tan agradecido potho.

Cuatro plantas en maceteros colgantes de macramé
Vía: Place of my Taste

ATRÉVETE CON UN BAÑO DECORADO CON PLANTAS ARTIFICIALES

Incluir plantas en el entorno del cuarto de baño hasta ahora parecía una locura reservada para lugares supersofisticados. Sin embargo, afortunadamente esta tendencia -que nos ENCANTA-, al fin se ha democratizado. Y ya lo sabemos (por experiencia propia): la mayoría de los cuartos de baño de las casas ‘normales’ no son grandes y muchísimos de ellos no cuentan con luz natural de ventana. Aunque hay alguna especie de planta que es capaz de vivir exclusivamente con luz artificial (como nuestra adoradísima planta Zamioculca, que es de las más resistentes que conocemos), lo cierto es que lo más seguro para evitar planticidios es que optes por decorar el baño con plantas artificiales. Aunque tradicionalmente nos han parecido objetos un poco ‘plasticosos’ y con un aspecto muy falso, cada vez se están fabricando con más cuidado y con acabados muy realistas. Además de dar un toque muy fresco y vivo, requieren cero mantenimiento. Y cuando se llenen de polvo solo tienes que meterlas dos minutos bajo la ducha 😉 . Pero si realmente no tienes ningún hueco para plantas… ¡siempre puedes colocar una cortina de ducha con un estampado vegetal!

Un baño de paredes blancas decorado con plantas artificiales
Vía: The Sill / Architectural Digest

INSTALA UN JARDÍN VERTICAL EN LA PARED

Otra opción que funciona muy bien cuando nos planteamos cómo decorar con plantas, es pensar en colocar un jardín vertical en alguna de las paredes de la estancia. Una de las grandes ventajas de este tipo de vegetación es que no ocupa espacio del suelo ni de los muebles, y sin embargo da una sensación muy envolvente, preciosa y super acogedora. Los jardines verticales combinan con absolutamente cualquier tipo de decoración (desde la más minimal a la más recargada) y los hay tanto naturales como artificiales. ¿Alguna vez habías pensado lanzarte a hacer uno tú [email protected]? En este tutorial te explicamos cómo hacer un jardín vertical con un marco. ¡Anímate a probarlo!

Una pared azul turquesa de un salón con un jardín vertical natural
Vía: Apartment Theraphy / Bethany Nauert

COLOCA ESQUEJES DE PLANTAS EN RECIPIENTES TRANSPARENTES

Tal y como te explicábamos en nuestra guía para plantas de agua, hay múltiples especies que sobreviven con alegría simplemente estando inmersas en un recipiente con agua. Las raíces se reproducen directamente en el agua, y la planta se mantiene perfecta (en muchos casos durante toda su vida). En términos de decoración, este sistema nos aporta varias cosas interesantes:

  • Si utilizas envases o jarrones transparentes para colocar tus plantas en agua, aportarás un toque de ligereza y elegancia a la estancia. La delicadeza de las raíces y los tallos de las plantas a la vista, tienen un aspecto liviano que jugará a tu favor en estancias pequeñas, al dejar pasar la luz y dar la sensación de ocupar menos que un macetero tradicional. Además, esto te permitirá ver con claridad en qué momento necesitas rellenarlo.
  • Las plantas en agua apenas precisan mantenimiento, ya que no hay que regarlas a menudo -simplemente rellenar el recipiente cuando el agua se evapore y deje las raíces al descubierto-. Por eso son una opción magnífica para colocar en lugares de difícil acceso -donde sabemos que no vamos a subirnos a diario para regar-. Puedes vestir con ellas altillos de cocina, estantes muy altos, tendederos a los que no se accede a diario, etc…
  • Puedes aprovechar jarrones y recipientes de formas muy diferentes y originales según el tipo y tamaño de la planta que pongas dentro: peceras, damajuanas, botellas de diferentes tamaños, tarros de vidrio, vasos, jarras, recipientes de laboratorio… ¡dale rienda suelta a tu imaginación!
Cómo decorar con plantas de agua en jarrones transparentes
Vía: One Kings Lane

AÑADE COLOR A LA ESTANCIA CON FLORES CORTADAS DE TEMPORADA

Si realmente las condiciones ambientales de luz y temperatura no te permiten tener plantas naturales dentro de casa, ya sabes que siempre puedes decorar con plantas artificiales. Pero también tienes otra alternativa más efímera que te ayudará a dar un toque de color con facilidad (y que no requiere compromiso de ningún tipo): nos referimos a las flores frescas cortadas. La gran ventaja de la flor cortada es que puedes variar la decoración que te aporta siempre que quieras -lo que te permite experimentar fácilmente con diferentes estilos-.

Esta es también una opción ideal para decorar ocasiones especiales y eventos de manera puntual. ¿Te gustan las flores silvestres? ¿o prefieres un centro de mesa de peonías blancas? Sólo tienes que escoger flores de diferente color, tamaño y especie, de manera que consigas ambientes más frescos, románticos, tranquilos o alegres según te apetezca cada día. Nuestra recomendación es que te decantes por variedades que estén de temporada: tu florista te ayudará a escoger las más adecuadas.

Unas flores frescas de colores rojizos dentro de un jarrón pequeño
Vía: Una casa diferente

CÓMO DECORAR CON PLANTAS SECAS Y PRESERVADAS

Otra opción para quien dice no tener buena mano con las plantas vivas, es optar por flores secas y/o preservadas. En general las flores y plantas secas aportan un espíritu country-rústico muy cálido a la estancia, y puedes colocar desde una pequeña ramita dentro de un minijarrón, hasta una composición enorme en una vasija de suelo. También son una opción genial para las casas o estancias donde no se vive de manera habitual, ya que no se deterioran con el paso del tiempo y no necesitan cuidados.

Las hay de muchísimos tipos y lo bueno es que en este caso, sólo necesitas tener en cuenta cuestiones estéticas a la hora de escoger las que más te gusten. Tienes a tu disposición las clásicas ramas de espigas de color dorado e incluso flores de hortensia azul, por ejemplo. Además existen muchísimas otras opciones como cardo, paniculata, brezo, eucalipto… ¡e incluso puedes decorar con plantas aromáticas como orégano o romero que podrás utilizar en la cocina!

Un pequeño mueble de mimbre decorado con un jarrón con plantas y espigas secas
Vía: Gaming Me

Las posibilidades que tienes para decorar con plantas cualquier rincón de tu casa son infinitas: sólo necesitas valorar el espacio, la luz y la mano que tienes para cuidarlas. A partir de ahí, puedes ir combinando estos trucos con otros que se te ocurran, hasta dar con la manera de sentirte 100% en conexión con toda tu ‘familia vegetal’ 🙂 .

¿Cuál es la planta que nunca falta en el interior de tu casa? ¿Y en qué lugar de tu casa nunca puede faltar una planta? ¡No olvides compartirlo con [email protected] en los comentarios!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.